Editor’s Note: This story was originally published in The Nevada Independent. The Nevada Sagebrush has partnered with The Nevada Independent to bring our readers more Nevada news

Samantha Díaz sostiene una bandera venezolana durante una protesta organizada por la Fundación Cultural Venezolana en Las Vegas frente a las fuentes del Bellagio. Sábado 15 de abril del 2017. (Foto: Daniel Clark/The Nevada Independent).

Por Luz Grey/ The Nevada Independent

Con un contundente mensaje en contra de prácticas socialistas y a favor de reinstaurar la democracia en algunas naciones latinoamericanas, este lunes por la tarde el Presidente de los Estados Unidos Donald Trump externó una vez más su apoyo al pueblo venezolano, incluyendo a quienes viven en el exilio.

Durante un discurso ante una comunidad de venezolanos en Miami y entre aplausos y gritos de “¡Estados Unidos” y “¡justicia!”, Trump reiteró que los venezolanos cuentan con el apoyo estadounidense para defender los principios de la Constitución de su país y para declarar al presidente de la Asamblea Nacional  (AN) Juan Guaidó como su mandatario legítimo.

Trump también criticó al Presidente Nicolás Maduro por bloquear la reciente ayuda humanitaria — a la que Maduro considera como un complot contra su gobierno — que se envió cerca de la frontera de Colombia con Venezuela en aviones de carga C-17 de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos.

“Prefiere ver a su gente padecer hambre que ayudarles”, dijo Trump. “Maduro no es un patriota venezolano. Es un títere de Cuba”.

En buena parte de su discurso Trump señaló al gobierno de Maduro como una muestra de que el socialismo y las dictaduras aparentemente promueven la unidad, pero que en realidad están en decadencia.

El primer mandatario también indicó que ese régimen está basado en la división, carencia de justicia, igualdad, y ayuda para los más necesitados.

“Estamos aquí para proclamar que un nuevo día viene para América Latina. En Venezuela y por todo el hemisferio oeste el socialismo está muriendo; y la libertad, la prosperidad y la democracia están renaciendo”, dijo Trump. “Los días del socialismo están contados, no solamente en Venezuela sino también en Nicaragua y en Cuba”.

En agosto de 2017 el gobierno de Maduro instaló la Asamblea Constituyente que para muchos es ilegítima y tenía el objetivo de sustituir la actual Constitución creada por Hugo Chávez hace casi 20 años.

En mayo de 2018 Maduro resultó reelecto como presidente de Venezuela, y este 10 de enero se juramentó de nuevo, causando el rechazo de algunas naciones.

Este 5 de enero, Guaidó, un ingeniero de 35 años, asumió la presidencia de la AN y el 23 de enero se juramentó como nuevo presidente interino de Venezuela.

A finales de enero pasado Guaidó dijo a Univision que no descartaría una amnistía para Maduro y sus colaboradores si ayudan a reinstaurar la democracia en Venezuela.

Pero Trump también hizo un llamado directo a quienes continúan apoyando el gobierno de Maduro en Venezuela diciéndoles que los ojos del mundo están puestos sobre ellos y que deben aceptar la propuesta de amnistía de Guaidó como una oportunidad de contribuir a restaurar la democracia venezolana.

El mandatario estadounidense resaltó el apoyo de los venezolanos en el exilio diciendo que han sido testigos de la corrupción, el hambre, los crímenes y el sufrimiento de su patria y que han alzado sus voces con respeto.

En Las Vegas, miembros de la comunidad venezolana se han unido a esos esfuerzos a través de manifestaciones pacíficas, vigilias y misas, incluyendo su participación este 23 de enero en un movimiento mundial en apoyo Guaidó, y a que se reconozca la legitimidad de las instituciones venezolanas y el respeto a los derechos humanos.

“Pido a cada miembro del régimen de Maduro: Terminen esta pesadilla de pobreza, hambre y muerte. ¡Liberen a su país!”, señaló Trump “Este es el momento de que todos los patriotas venezolanos actúen juntos, como un solo pueblo. ¡Nada podría ser mejor para el futuro de Venezuela!”